Fundación Moto Destino - Proyecto agua dulce
Los Pilotos La Ruta Fotos y Videos Ayudanos Nos Ayudan El Proyecto Contacto  
 
Pagina en Facebook
www.facebook.com/motodestino.org 




 Que esta pansando en MotoDestino?


Retomando Camino

Luego del accidente de Matías, y casi dos meses de licencia obligada del viaje volvimos a miranda donde habíamos dejado las motos.

Volver a Bs As y luego volver a salir no fue fácil, fue como repetir el comienzo, ese raro proceso de dejar afectos costumbres y familia.

Afortunadamente una vez en Miranda y con las motos nuevamente cerca el deseo de continuar lo empezado volvió a hacerse fuerte.

Por lo tanto, gracias a Dios y a mucha gente que nos ayudo, como la hermana Lucila, María y José de Miranda, entre otros, estamos en la ruta nuevamente.

Sebastián.

 

El 21 de marzo del 2010, viajábamos desde Bolivia, era el primer día en Brasil, era un día como cualquier otro, pero no sabíamos que iba a ser especial.

Estando 250 Km. dentro de Brasil, el estado de Mato Grosso, con mucho calor, mi rueda delantera no soporto más y exploto, Asi fue como perdí el control de la moto, sumado al peso, se violento para la derecha y caí de la ruta, que estaba elevada en un terraplén de 5 metros. Había mucho pasto y era alto eso amortiguo la caída, el resultado, una clavícula rota y la moto bastante lastimada. Seba inmediatamente me ayudo y llamo a la policía, saco la moto y llego la ambulancia. Me llevaron a Miranda a 60 km de allí.

Estuve 3 días en el hospital, de ese pequeño pueblo sin demasiadas respuestas. 

El volver sirvió para muchas cosas positivas, cerrar cosas inconclusas mías y de Sebastian y terminar pendientes del proyecto, fue duro volver, la cabeza va a mil y molesta decir me voy, hacer todo el duelo, y volver con la cabeza gacha, pero como decimos, es parte de la experiencia.

Después de casi dos meses de párate, por mi clavícula rota, volvimos desde Buenos Ai res a Campo Grande - Brasil en avión, viajamos 7 horas con una escala en San Pablo.

Llegamos a las 3 de la tarde y teníamos 250 Km. a Miranda, pensábamos hacer dedo, como dicen en Brasil, Carona, pero por suerte Avensa salimos ala ruta paso un expreso y en 4 hs llegamos.

Nos encontramos con la hermana Lucila y allí estaban las motos, dormimos en el mismo cuarto que las maquinas mirándolas con muchas ansias de volver a montarlas.

Al otro día empecé a reconstruir el transalp con algunos repuestos que lleve desde Argentina, el parabrisas, el reenvío del velocímetro, detalles de los plásticos y tuve que enderezar el soporte delantero donde va la luz y algunas cosas mas, me dio una mano el bicicletero de la esquina charlado por la hermana que un día sábado no estaba trabajando. En el momento que quise arrancar, no reaccionaba, era el automático de arranque que con el tiempo parada se oxido por dentro. Intentamos repararlos pero no había caso, Seba me estiro con Maveric que al principio costo arrancar, largaba mucho humo, nos asustamos pero era solo el combustible y alguna condensación. Ese sábado trabajamos mucho pero a las 6 teníamos una cita con la hermana, la ayudamos a llevar 80 rosas a la iglesia, para festejar el aniversario de una señora que trabajo 50 años en la parroquia, fuimos a misa, donde era muy entretenida pero en portugués  la hermana canto, todo un personaje y luego nos invitaron a un agasajo en donde comimos muy bien, la gente preguntaba quienes éramos así que hablamos al publico presente contando nuestra historia y porque viajábamos, fue así como toda la reunión se sacaba fotos con nosotros.

El día domingo nos despertamos temprano y seguí trabajando en mi moto, iba tomando forma pero ese relay me preocupaba. Sin mas tiempo la hermana dice vamos, a donde? A una fiesta, y fuimos con mucha intriga, era el cumpleaños 23 de una amiga, la hermana lucidla tiene una vida muy activa, amigos, todo el tiempo esta sonando el teléfono en su casa, vive con Laura una chica muy simpática y bonita de Alemania que hacer 8 meses trabaja con ella misionando en tribus de aborígenes Terenas.

Fue así que comimos un gran asado, bailamos y escuchamos chamamé, en la zona del pantanal se tiene las mismas costumbres que el norte argentino, tereré, chamamé, chipá entre otras.

Luego por la tarde fuimos a los asentamientos, en las tierra de los Terenas para mostrar su realidad con respecto al agua, hicimos unas notas, imágenes y nos contaron sus problemas, son luchadores pacíficos en busca de la devolución de sus tierras.

Por la noche salimos a comer con la hermana y laura, comimos pescado de la zona, las invitamos a comer porque la hermana no nos dejaba pagar nada y dormimos en su casa, un amor de mujer.

Por la mañana del lunes presto a partir, se nos ocurre buscar el repuesto en el pequeño pueblo, es así que lo conseguimos, es el mismo que una moto muy común en todo Brasil.

Matias

Album de fotos : acc=verunalbum&idalbum=21">http://www.motodestino.com.ar/fotos.asp?ida=Miranda&acc=verunalbum&idalbum=21


Total: 1
paginas
1
life